Sara + Samuel | Boda| Jerez de la Frontera

 Para nosotros esta boda fue un auténtico reto. Tanto en lo profesional como en lo personal.  Pero en cuanto nos lo propusieron aceptamos encantados porque fotografiar cada instante de la boda de un familiar  es un verdadero placer. Ellos tenían las ideas muy claras de lo que buscaban. No querían nada especial, solo que captáramos los momentos más importantes para ellos de una manera sencilla y natural.  Solo querían ver reflejado en las fotos cada momento, cada instante y poder revivirlos cuando tuvieran las fotos.
     Nos desplazamos hasta hasta el lugar de la celebración ya que allí se celebraría el enlace. Y en la puerta, los novios, padrinos y madrinas. Se les notaba nerviosos, pero brillaba lo feliz que estaban dando este paso.

 

    La novia iba espectacular. Irradiaba felicidad por los cuatro costados en cada paso que daba. Y en el momento en que sus miradas se cruzaron se pudo ver el amor que sentían el uno por el otro.

 

Tuvieron una ceremonia sencilla, pero llena de emociones. Sólo había que mirar a su alrededor y observar los rostros de todos sus familiares. En cada uno de ellos había una sonrisa especial, emotiva y llena de cariño. Hubo miradas entre ellos, gestos dulces, palabras bonitas y llenas de sentimientos.

 

     Una vez terminada la ceremonia se dio paso al convite, los novios disfrutaron de sus amigos y de sus familiares. Disfrutaron de cada momento y de cada persona que les acompañaba en este día tan especial para ellos.  Disfrutaron con el baile. Disfrutaron con cada minuto de ese día. Y nosotros disfrutamos más aún viéndolos a través de nuestros objetivos.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *