Archivos de la categoría: Fotografia Boda

Reportajes realizados en bodas

Alberto & Esther / Boda / Arévalo

Alberto y Esther son una fantástica pareja. Estos novios con su alegría y simpatía hicieron que su boda fuera de lo más divertida.

Nos trasladamos a Arévalo, una ciudad​ perteneciente a la provincia de Ávila.  Allí pudimos captar cada instante de la boda de Alberto y Esther.

Ya en la puerta de la iglesia desmostaron el cariño que se tienen. Las miradas que se dedicaban, las sonrisas contínuas que tenían en su rostro, toda una demostración del amor.

Una vez dado el “sí quiero” la celebración era en un lugar muy importante para ellos. El Cortijo Chiringuito estaba reluciente, no le faltaba ni un solo detalle. Todo estaba decorado con miles de guiños a los invitados. No había rincón que no demostrara lo importante que era ese día para ellos.

Fue un día de ensueño para esta gran pareja e hicieron que todos sus invitados disfrutaran al máximo de él.

¡Felicidades pareja!

Noelia & Santi / Boda / Jerez de la Frontera

Noelia y Santi son una pareja muy especial, después de muchos años decidieron casarse y sellar su amor.

En primer lugar nos trasladamos al  Álcazar de Jerez para tomar algunas instantáneas de ésta fantástica pareja. Los novios llegaron deslumbrantes. Noelia iba espectacular, con un vestido azul azafata y Santi a juego con ella con una corbata del mismo color. La pareja venía acompañada de su pequeña Daniela.  Una risueña niña que nos hizo disfrutar de cada momento y que no pudo portarse mejor.

A continuación nos fuimos a los Jardines Escénicos, un paisaje perfecto para retratar el enlace de Noelia y Santi. Además allí  Daniela nos demostró sus dotes de artista con cada sonrisa y lo feliz que era viendo a sus papás sellar su amor con este enlace tan sencillo e íntimo.

¡Felicidades pareja!

 

 

 

 

 

Sara + Samuel | Boda| Jerez de la Frontera

 Para nosotros esta boda fue un auténtico reto. Tanto en lo profesional como en lo personal.  Pero en cuanto nos lo propusieron aceptamos encantados porque fotografiar cada instante de la boda de un familiar  es un verdadero placer. Ellos tenían las ideas muy claras de lo que buscaban. No querían nada especial, solo que captáramos los momentos más importantes para ellos de una manera sencilla y natural.  Solo querían ver reflejado en las fotos cada momento, cada instante y poder revivirlos cuando tuvieran las fotos.
     Nos desplazamos hasta hasta el lugar de la celebración ya que allí se celebraría el enlace. Y en la puerta, los novios, padrinos y madrinas. Se les notaba nerviosos, pero brillaba lo feliz que estaban dando este paso.

 

    La novia iba espectacular. Irradiaba felicidad por los cuatro costados en cada paso que daba. Y en el momento en que sus miradas se cruzaron se pudo ver el amor que sentían el uno por el otro.

 

Tuvieron una ceremonia sencilla, pero llena de emociones. Sólo había que mirar a su alrededor y observar los rostros de todos sus familiares. En cada uno de ellos había una sonrisa especial, emotiva y llena de cariño. Hubo miradas entre ellos, gestos dulces, palabras bonitas y llenas de sentimientos.

 

     Una vez terminada la ceremonia se dio paso al convite, los novios disfrutaron de sus amigos y de sus familiares. Disfrutaron de cada momento y de cada persona que les acompañaba en este día tan especial para ellos.  Disfrutaron con el baile. Disfrutaron con cada minuto de ese día. Y nosotros disfrutamos más aún viéndolos a través de nuestros objetivos.

 


Martín & Pilar. Boda en la capital andaluza, Sevilla

     Para nosotros esta boda fue un auténtico reto. Tanto en lo profesional como en lo personal.  Pero en cuanto nos lo propusieron aceptamos encantados porque fotografiar cada instante de la boda de unos amigos es un verdadero placer. Ellos tenían las ideas muy claras de lo que buscaban. No querían nada especial, solo que captáramos los momentos más importantes para ellos de una manera sencilla y natural.  Solo querían ver reflejado en las fotos cada momento, cada instante y poder revivirlos cuando tuvieran las fotos.
     Nos desplazamos hasta Sevilla para poder disfrutar de esta boda. Y en la puerta del Ayuntamiento ya nos esperaba Martín con su familia. Se le notaba nervioso, pero brillaba lo feliz que estaba dando este paso. Estaba deseando que llegara su futura mujer y poder dar el paso más importante de su vida.
     Diez minutos después, dobló la esquina esa flamante novia llevada del brazo de su padre en un lado y del otro de su pequeño Marcos. Iba espectacular. Irradiaba felicidad por los cuatro costados en cada paso que daba. Y en el momento en que sus miradas se cruzaron se pudo ver el amor que sentían el uno por el otro. Tuvieron una ceremonia sencilla, pero llena de emociones. Sólo había que mirar a su alrededor y observar los rostros de todos sus familiares. En cada uno de ellos había una sonrisa especial, emotiva y llena de cariño. Hubo miradas entre ellos, gestos dulces, palabras bonitas y llenas de sentimientos.
     Tras la ceremonia nos desplazamos al Parque Maria Luisa. Un entorno lleno de color y de belleza natural que acompañaría a fotografíar cada momento de esta pareja recién casada. Hacer las fotos a esta pareja, a estos amigos, fue de lo más sencillo. No había ni que indicarles qué hacer, se dejaron llevar por el momento, por la confianza, por el amor… y en cada foto se reflejó el cariño y la pasión que se tienen.
     Una vez ya en el convite, los novios disfrutaron de sus amigos y de sus familiares. Disfrutaron de cada momento y de cada persona que les acompañaba en este día tan especial para ellos.  Disfrutaron con el baile. Disfrutaron con cada minuto de ese día. Y nosotros disfrutamos más aún viéndolos a través de nuestros objetivos.

Continuar leyendo